lunes, 5 de marzo de 2012

ORIENTACIÓN (PARADIGMAS)


Paradigma: Cada uno de los esquemas formales en que se organizan las palabras nominales y verbales para sus respectivas flexiones. (Def R.A.E.)

Esquemas formales: verdades absolutas sobre las que se sustentan las decisiones de las personas respecto a su futuro, sus previsiones o sus creencias. (Def Edulcoro).

En el libro "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva", Stephen Covey nos habla del cambio de paradigma al respecto de determinadas situaciones que le ocurren en su vida cotidiana y que nos cuenta como ejemplos (paradigmas) para ilustrar sus teorías sobre la eficiencia y el modo de actuar del ser humano.



Covey es un autor de prestigio que viene a decir algo parecido a lo que en su día ya dijo el gran "Coach" sin querer serlo: Italo Calvino.

Encuentro similitudes entre Covey y Calvino.

Ambos, en sus dos obras clave: "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" y "El barón rampante", respectivamente, hablan de algo parecido... 

Cambio del paradigma, cambio de los "esquemas formales"...

Pero yo soy muy clásico y me voy a quedar con mi querido "barón rampante", ya que del libro de Covey ya se ha escrito, dicho y publicado mucho, es un gran libro, a penas cuesta 10 euros en cualquier "outlet literario", y sinceramente serán los 10 euros mejor gastados si quien está leyendo esto ahora quiere encontrar un empleo o mejorar en el empleo que ya tiene.

Pero sigo con los paradigmas, Calvino y los "esquemas formales".

El barón rampante es un joven que cansado de las manipulaciones de su hermana, las decisiones despóticas de su padre, y la dureza de su madre (cada uno de estos personajes representan a la iglesia, monarquía y ejército, respectivamente en el libro), decide un buen día subirse a un árbol y establecer en adelante su vida en él.


Ante esta situación tan inusual el autor del libro trata de hacer una crítica al mundo intelectual de su época, al que pide que cambie de paradigma al respecto de la literatura o de los sucesos que ocurrían y las ideologías.

Todos tenemos una ideología, todos tenemos una idea de mundo mejor, y a todos nos gustaría cambiar el mundo, ¿pero qué mundo?, el actual, o el que forma parte de nuestros "esquemas formales" y que creemos es el "actual".

El mundo, nuestro país, nuestra economía han experimentado un cambio tan brutal, rápido e inesperado que han descolocado por completo nuestros paradigmas... 

Es hora de subirse al "árbol" del que habla Calvino, o es hora de aceptar el cambio de paradigma, al que se refiere "Covey" y empezar a actuar decididamente para:

- Encontrar un empleo.
- Mantener el que ya tenemos.

Si yo hablo de "flexiguridad" o de "globalización", muchos dirán que son términos conocidos, pero para la sociedad común, para el fontanero autónomo que está en paro, esos conceptos no son nada fáciles.

El empleo ha mutado, es así y nos costará admitirlo, lo criticaremos, pero tenemos que cambiar de paradigma, ya no volveremos jamás a tener un "empleo para toda la vida", eso no va a existir jamás, ni siquiera para los mejores, los más preparados, pese a que me pese a mí, a mi madre que quiere que tenga un "buen trabajo", a mis amigos que están estudiando para conseguir un "buen trabajo", y a muchos y muchas españoles y españolas que sueñan con un "paradigma" de confort y ausencia de tensiones laborales.



El cuadrado ha pasado a ser un triángulo, y cuanto más tardes en darte cuenta, en reaccionar, en adaptarte a la situación actual, más ventaja van a cogerte otros como tú que buscan empleo en un "mercado", sí, un mercado donde:

1. Las empresas vienen a buscarte por tu valía (Esto pasa, aunque no lo creas... los headhunters).

2. Tú te ofreces a las empresas que te interesan o que dan empleo para ofrecer tus cualidades únicas e irrepetibles que te hacen destacar.

Es injusto el sistema, es impopular, pero es el "nuevo paradigma" bajo el que estamos ahora mismo, y ya te lo voy adelantando "o te subes pronto al árbol" y divisas la realidad desde un punto más alto,  en el que puedes ser analítico, o vas a quedarte pegado a la queja, la desesperación y el lamento.

Tengo una noticia mala y una buena: la mala: el mundo está cambiando, la buena: aún estás a tiempo de cambiar con él.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Anímate a comentar esta entrada! (Tu comentario será moderado para evitar la publicación de mensajes "spam", publicidad o comentarios inapropiados).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Ofertas de Empleo