martes, 13 de marzo de 2012

RESISTIRÉ (respuestas a interrogantes)


Ha habido gente que me ha preguntado por el nombre del blog: "Edulcoro la Realidad" o por el nombre en twitter, @edulcoro, y no he sabido trasladar un poco lo que trato de hacer con este blog.

La RAE nos dice que edulcorar es: Mitigar los aspectos más hirientes o desagradables de un asunto.

Pero la misma RAE también nos dice que edulcorar es: Embellecer o mejorar falsamente algo.

Nada más lejos de mi intención está embellecer o mejorar falsamente la realidad, sino mitigar los aspectos más hirientes o desagradables de un asunto, ¿y qué asunto?...

El "asunto laboral", que hoy en día está muy "malamente", para muestra una parodia muy acertada de mi admirado José Mota:


Es triste reconocer la cruda realidad en el vídeo de José Mota, pero no por ser triste o por ser una parodia debemos obviarla o ignorarla, la realidad es la que es, y hacemos muy mal en taparla o pensar que no nos va a afectar directamente.

El sedentarismo es un término que ahora se asocia a la obesidad, pero que cuando en mis tiempos se estudiaba en historia, se refería a un cambio de hábito del ser humano que pasó de ser nómada a sedentario, es decir, los medios de producción se adaptaron a un terreno concreto, a una zona concreta y permitieron al individuo mantenerse con esos medios de producción sin necesidad de tener que desplazarse.

Luego vinieron los artesanos, los gremios, las industrias, las compañias, los mercados de valores y de pronto todo esto hizo crack.

Hoy en día estamos ante un mercado de trabajo global, sí, hijo sí, como lo oye, sí, señora sí, como lo oye, GLOBAL.

¿Y qué quiere decir usted con mercado de trabajo global?, pues que el trabajo ya no se circunscribe a mi barrio, mi ciudad, mi provincia ni siquiera mi país. Si yo quiero ser, por ejemplo... actor de cine, puedo dar muchos tumbos por España, pero con el futuro de recortes en las subvenciones a los productores, con los males endémicos del sector en España, tendré que ir a buscar mejor suerte en Bollywood o en Hollywood.

Pero yo quiero ser actor en España, pues entonces tendré que competir con otros miles y miles de actores que como en toda ley de la oferta y la demanda van a abaratar la mano de obra hasta que mi sueldo por ser actor llegue a niveles tales que se acerquen a la caridad, eso siempre que no haga de mí un gran actor con un buen curriculum y pueda exigir.

¿Y esto va para otras profesiones?, claro, tú quieres ser ingeniero industrial, pues está claro que en España, no tienes mucho futuro, somos el único país de los grandes en Europa que no tenemos una marca propia estatal de coches, Francia las tiene, Italia las tiene, Inglaterra las tiene, Alemania las tiene, pero en España no hay fabricantes propios de coches, los tenemos prestados y un día pueden decidir irse a otro lugar donde la mano de obra sea más barata. Ya sé que en España hay mucha industria, ¿La hay? En Cataluña una de las regiones más industrializadas de España, en 10 años se ha perdido un 8,2% del PIB en Industria, es decir de un 25,2% que había estamos a datos de 2011 en un 17% y bajando cada día más.

¿Y si yo quiero ser cocinero?, estás de enhorabuena, de eso en España si que hay, así que vas a tener que competir en un mercado de trabajo que pagará buenos salarios, que otorgará buenas condiciones de trabajo y que te dará posibilidades de promoción.

¿Y si yo quiero ser conductor de autobuses?, pues en ese caso no sé que decirle, en España hay mucho transporte por carretera pero la gente prefiere el AVE, aunque si no puede pagarlo no tendrá otro remedio que moverse en autobuses, lo mismo si es una profesión con futuro.

¿Y si yo ya soy algo, y no quiero cambiar?, pues lo mismo tendrá que analizar lo que usted hace y como en todo mercado, que no nos engañemos ya somos simple y llanamente un mercado, como el de las patatas y las hortalizas, ver el valor que tiene lo que usted hace.

¿Todo esto que comenta es muy complejo?, y más complejo que se va a poner, con la nueva reforma laboral que va a remover plantillas enteras y va a sacar al paro a gente que lleva años sin hacer un curriculum o hacer una entrevista.

¿Y entonces qué hacemos?, yo no soy un "guru" de la orientación, pero ya he hablado de Stephen Covey y su libro de "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" y ese si que es un guru, y lo que dice Covey es muy sencillo, pero a la vez muy complejo, debemos recapacitar sobre nuestra andadura hasta ahora en la vida, y adoptar un nuevo enfoque a los problemas que nos rodean, no vale pensar de la misma forma, porque los problemas son distintos.

En el programa de Cuatro "Hermano Mayor" se ve muy claramente esto que digo:



Los adolescentes se enfrentan a problemas nuevos y tratan de aportar soluciones anteriores como el pataleo, la rabia o la desesperación. Además los padres también son objeto del ejemplo que digo, se enfrentan a nuevos problemas, como la drogodependencia de sus hijos, los robos, etc, con las mismas soluciones desfasadas como el castigo, la sanción o el grito.

Es por ello que ante todo, mi consejo es que "Resistas" como sea, y que empieces a plantearte que el mercado laboral está cambiando tan rápidamente que uno ha de adaptarse tan rápido como requiere el mismo, y por lo tanto, dejamos de ser sedentarios en nuestra visión del mundo laboral y pasamos a ser nómadas, y no necesariamente eso implica tener que viajar, sino tener que movernos en terrenos desconocidos como los negocios, las ventas, montar una empresa, las nuevas tecnologías, y así hasta un sinfín de posibilidades.

Espero haber edulcorado un poco la realidad, que es dura, pero es mucho más dura en otros países donde no hay agua potable, no hay seguridad ciudadana y faltan los alimentos. Debemos dar gracias a veces por lo poco o mucho que tenemos.

2 comentarios:

  1. Yo creo que ante esta situación se debe primar la educación, la investigación y el empleo.
    La primera porque ante la que se avecina es fundamental, y debe sostenerse sobre una educación pública de calidad (pues es la única que garantiza la igualdad de oportunidades.
    La investigación es lo que nos puede hacer fuertes a nivel internacional, no podemos retroceder pues supone perder en muy poco tiempo, lo que tanto nos ha costado alcanzar, y si queremos trabajos bien remunerados, será gracias a una educación y una investigación de calidad.
    Pero el peor de los problemas, actualmente en España es el desempleo, los empresarios no van a contratar a nadie porque los salarios sean más bajos o sea más fácil contratar, no van a contratar a nadie, porque no venden. Y si no venden, no generan empleo, y si no generan empleo no les compran (el pez que se muerde la cola). Necesitamos políticas en España que favorezcan de verdad la contratación, reactivando el consumo. El sector privado se ve incapaz de crear empleo, pues debe ser el sector público el que tire para adelante. Esta semana hemos leído que con la reforma laboral en Finlandia se han aumentado los salarios y las prestaciones por desempleo (para reactivar el consumo). Yo tengo una idea, igual me equivoco y creo que sería muy polémica si en lugar de trabajar más hora, nos redujeran a todos los funcionarios 2 horas de trabajo semanal, y cubrieran esas 2 horas con personal interino, se crearían en nuestro país muchísimos puestos de trabajo, y todas esas personas comprarían coches para ir a trabajar, alquilarían casas, irían al bar el fin de semana a tomarse algo… en definitiva tirarían del consumo que es lo que de verdad necesitamos para salir del bache.

    ResponderEliminar
  2. Hola compañeros,
    primero deciros que estoy aprendiendo mucho de vosotros, de todo lo que publicáis. Y, sobre este tema, lo que se me viene a la cabeza es la entrevista de este domingo en la revista semanal de El País a Lynda Gratton (Catedrática de la London Bussines School y muy influyente con sus análisis sobre el futuro del mercado de trabajo). Dice una frase más que premonitoria "Quien quiera un trabajo ha de inventarlo a su medida". Habla de que el mundo que hemos conocido ya no volverá, "debemos reinventarnos y no esperemos que ni los gobiernos ni las empresas nos resuelvan el futuro".
    Juan Carlos Cubeiro resume las 5 fuerzas que, según Gratton, conformarán nuestro futuro: la tecnología, la globalización, la demografía, la sociedad y los recursos energéticos. Lo negativo de ese futuro trabajo: una vida laboral fragmentada, de desconfianza en las instituciones. Y el lado positivo: diversidad, interconexión, participación social, sostenibilidad. Microemprendedores que diseñan vidas creativas.
    De todo esto les he hablado hoy a mis alumnos de RET (se han quedado un poco sorprendidos) de que deben ser microemprendedores, no empleados, aunque trabajen por cuenta ajena. De que no existen profesiones de prestigio, sino profesionales prestigiosos. Que ellos tienen que intentar ser ese profesional prestigioso. Para ese sí hay empleo. Y, enlazando con lo que dice Antonio, si nosotros estamos educando a las generaciones del futuro debemos educar en estos valores. Ellos serán profesionales que se incorporen a un puesto de trabajo, crearán empresas, dirigirán personas, quizá consigamos una mentalidad menos corto-placista en las empresas, más basada en el talento que en los beneficios económicos de hoy para mañana a costa de lo que sea.

    Y, para terminar, me quedo con la frase de Lynda Gratton “la mejor manera de predecir el futuro consiste en inventarlo”

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...