viernes, 4 de mayo de 2012

Escuela: ¿Me socializas?


Ayer comencé un curso que se denomina: "Transición del mundo académico al mundo laboral".


El título del curso puede parecer aburrido, o muy "manido" en el mundo docente, pero es un tema muy importante hoy en día, ése de la transición de la Escuela al mundo laboral, al mundo adulto. Es el inevitable "relevo generacional."

El primer ponente que tuvimos, que es todo un honor, era el Dr: Velasco Maillo, que es una eminencia en la antropología y que nos desgranó algunos aspectos relacionados con el papel socializador de la Escuela, como institución. Una de las tareas que nos asignaron al final de la ponencia ayer era escribir una experiencia personal en la que hayamos visto ese papel socializador de la Escuela.

Yo como soy una persona muy "rebelde" no voy a escribir un "word" y se lo voy a mandar a la persona que nos lo solicitó con toda su buena intención, sino que voy a aprovechar este espacio común que tengo con otros compañeros/as de mi especialidad (FOL) y con otra gente que se pasa por aquí, para contar esa experiencia socializadora que yo he vivido como profesor en mis aulas (mi escuela).

Creo que el desempleo actual nos ha posibilitado a los centros de formación profesional adoptar a un nuevo alumnado que está haciendo un papel socializador extraordinario al respecto de los alumnos/as más jóvenes.



A esto le llamo yo: 


La "paradoja" socializadora del alto paro en España:


Podría pensarse que el actual nivel de desempleo desde 2008 ha sido negativo en todas sus consecuencias, hemos perdido derechos adquiridos, hemos dilapidado cantidades ingentes de dinero público para poder activar la economía a los inicios y ahora lo dilapidamos pagando la deuda que hemos tenido que emitir, etc. Pero hay un efecto, sólo uno, positivo:



  • La incorporación a la FP de personas que tienen un bagaje cultural y laboral impresionante que nos están ayudando a socializar a nuestros alumnos/as más jóvenes.



Cuando empecé a dar clase, no hace tanto tiempo, 2006, mis alumnos/as prácticamente pertenecían al mismo espectro de edades, todos adolescentes, con inquietudes parecidas y trayectorias profesionales nulas o escasas.


Pero según ha ido avanzando la "crisis económica" se han ido incorporando alumnos/as que provenían del desempleo o simplemente que dejaron sus labores en el hogar para implicarse en la búsqueda activa debido a las necesidades en su domicilio.


Estos alumnos/as nos están ayudando a los profesionales de la FP a socializar a nuestro alumnado, ya que nosotros/as en nuestras clases les estábamos formando "para la vida", la denominada: "Escuela para la vida"; y además, nuestros alumnos/as más maduros provenientes del desempleo les están dando lecciones "de la vida", la denominada "Escuela de la vida".


Gracias a eso, muchos chicos y chicas que no tenían un referente positivo en su entorno familiar, están encontrando referentes en sus compañeros/as "inusuales" de clase, que son más maduros, con objetivos en la vida, con valores.


Creo que es una experiencia socializadora extraordinaria, como se dice, no hay mal que por bien no venga, aunque este mal es una lacra, el desempleo, pero, gracias a la incorporación de este alumnado, estamos "socializando" mejor a los jóvenes entre 16 y 20, que son nuestro alumnado de base.


Creo que también nos están sirviendo, estos alumnos/as mayores, para eliminar clichés sobre las profesiones y las carreras universitarias, muy instalados en la población.


A estos clichés se refiere Pau García Milá en este vídeo:




Como resumen: creo que gracias a este nuevo alumnado, a estos "héroes" y "heroínas" que estudian por las mañanas, trabajan por las tardes y alimentan a sus hijos/as cada día, nuestros alumnos/as más jóvenes están teniendo las dos escuelas: "para la vida" y "de la vida". Esperemos que la formación que les damos les sirva para incorporarse al mercado laboral a todos y todas, los desempleados más maduros y los jóvenes.

4 comentarios:

  1. Una vez más, bravo, Eduardo. Vuelves a dar en el clavo. Qué razón tienes. En mis clases de FOL, como dices,esos alumnos que están aprovechando este revés del desempleo para reciclarse con nosotros me sirven de ejemplo "vivo" en los temas que explico. Los alumnos jóvenes observan, escuchan, comentan y aprenden de estos profesionales con 10, 15 o más años a sus espaldas que ahora son sus compañeros de mesa.

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo. Solo compartiendo nos engrandecemos. Gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razón!! Siempre hubo algún alumno mayor en clase, pero ahora hay más y desde luego ayudan muchísimo a la comunicación entre jóvenes y profesores. Ellos gozan entre sus compañeros de un respeto absoluto, muchas veces son ellos apoyando un argumento del profesor los que realmente consiguen que sea creíble por los otros alumnos.

    Me ha encantado eso de la heroicidad, totalmente cierto. Los profesores lo vemos y sus compañeros también. Uno de los pocos ejemplos a su alcance de la cultura del esfuerzo y el sacrificio.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, me parece que captas claramente la esencia del post, que por cierto es un pretexto para hacer un trabajo pedido en un curso del CTIF, hay que aprovechar todo. jajaja.

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...