viernes, 18 de mayo de 2012

Seguir estudiando



Recientemente he recibido varios mails de alumnos en el final de su período de prácticas en las empresas tras haber superado el segundo curso de FP en grado superior, que me plantean sus dudas sobre si continuar estudiando en la Universidad.

Creo que este problema le ocurrirá a muchos otros compañeros y compañeras profesores que reciben estos mails o son “asaltados” por sus alumnos/as en algún pasillo.

Y es difícil aconsejar a un adolescente hoy en día sobre si debe o no seguir estudiando hasta el infinito y más allá. Porque el mercado laboral nos está dando lecciones cada día de lo innecesario que es estudiar dos carreras, un master y un doctorado, si luego careces de las cualidades que se le exigen hoy en día a un buen empleado.

Estas cualidades son: (no están todas las que son, ni son todas las que están)
-          Capacidad de Liderazgo.
-          Creatividad.
-          Organización.
-          Lealtad.
-          Adaptabilidad.
-          Facilidad de comunicación.
-          Capacidad de resolución de problemas.
-          Independencia y aguante ante la presión.
-          Toma de decisiones rápida.
-          Capacidad de búsqueda de conocimientos.
-          Dinamismo.
-          Flexibilidad.


Nota: Cualidades extraídas de contenido difundido por Etnografía y Empresa S.L. con todo mi agradecimiento expreso a la gran labor que realizan y especialmente PAZ GÓMEZ FERNÁNDEZ.

Por el contrario, nosotros en clase, tanto en FP, como en Bachillerato, ¿qué le exigimos a los alumnos/as?:

-          Superar una prueba teórica (Tipo test o de desarrollo)
-          Realizar algún ejercicio de tipo práctico.
-          Realizar alguna pequeña exposición oral.
-          Disciplina y buenas maneras.
-          Capacidad de escucha y reflexión.

Debemos adaptar nuestras enseñanzas a las nuevas capacidades y conocimientos que exige el mercado laboral, pero sin olvidar otras enseñanzas y valores que no pueden perderse por las prisas para adaptarles cuanto antes al mercado de trabajo.

Lo dicho sobre las exigencias que les pedimos a los adolescentes en Bachillerato o FP puede considerarse una generalización, totalmente de acuerdo, no todos los profesores hacemos lo que he descrito ni todos los alumnos/as son como he descrito, pero puedo apostar que la gran mayoría se ha visto identificado en uno de estos roles, tanto como profesor y porque no decirlo como alumno.

Pero para no desviar más el tema y entrar en polémicas... Muchos jóvenes se preguntan: "¿por qué debemos seguir estudiando?"

Buena pregunta. Los datos son los que son, hoy en día se generan más empleos en profesiones poco cualificadas como las relacionadas con los servicios de limpieza, hostelería, cuidado de personas mayores, reparaciones de vehículos, etc; que entre perfiles cualificados como Ingenieros Industriales, Arquitectos, Doctores en Derecho y Doctorados en Filología o Filosofía.

El problema tiene que ver, desde mi punto de vista con la pirámide de la población en España.

Veamos este gráfico:

Nuestra población en 2030 mayoritariamente se compondrá de personas entre los 50 y los 70 años de edad. Estas personas a día de hoy, copan las escalas más altas empresariales, funcionariales, políticas, investigadoras, etc.

Por lo tanto, nuestros jóvenes, encuentran una dura competencia en las personas que ahora tienen entre 35 y 50 años, que ocupan los puestos para los que ellos están cualificados por sus estudios.

Pero hay otro problema añadido que es la "apropiación" de varios puestos que hacen personas comprendidas entre los 40 y los 70 años actualmente, ya que se da el extraño fenómeno de personas que tienen hasta 10 o 12 cargos distintos en varios organismos, o profesionales del periodismo que trabajan en varias cadenas a la vez, o profesionales de la medicina pública  que tienen consulta privada, y así, miles de ejemplos que puedo poner de esa situación.

Por lo tanto a los jóvenes que les queda... Competir.
¿Y cómo se puede competir?, vía precios, es decir, vía sueldos y por supuesto, vía creación de empresas.

Creo que gran parte del futuro de los jóvenes entre 18 y 30 años en España pasa por crear empresas, crear negocios que compitan y que saquen del mercado a aquellos negocios que por no contar con los mejores y más preparados, independientemente de su edad, se queden atrás.

Pero para emprender es necesario tener múltiples conocimientos que pueden ser adquiridos en la Universidad, evidentemente, o trabajando en la empresa privada previamente para conocer un negocio concreto, clonarlo y después mejorarlo.

Pongo aquí un ejemplo de aquello a lo que me refiero.


El otro ejemplo que puedo poner es esta foto, que describe lo "mocosos" que eran unos críos que hoy mismo han sacado a bolsa una compañía muy conocida:


Sí, lo hemos adivinado todos se trata de:


Ya sé que hay gente que me dirá que la situación en España es complicada para emprender, que no hay financiación, que todo está muy difícil, pero no hay nada más justo, e injusto a la vez, que la capacidad de inversión de aquellos que aún tienen algo de dinero y que no confían en que su dinero se pueda invertir en negocios sin futuro, por lo tanto, es ese dinero el que nuestros jóvenes tienen que buscar, el dinero guardado bajo llave por la desconfianza en nuestro sistema político o en algunas, no todas, de nuestras empresas actuales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...