miércoles, 4 de julio de 2012

El Networking no lo es todo


Leo a mucha gente sobre lo conveniente que es hacer aquello del "networking", para los neófitos en estos términos, hacer "networking" se puede resumir en hacer relaciones profesionales mediante una comunicación directa, parecida al marketing, en la que uno vende sus habilidades como profesional a otros, con el objetivo de convercerles de su capacidad para un puesto de trabajo concreto, o para que los recomienden a terceros.

Es una definición propia, sujeta a otras interpretaciones mejores.

Pero no sólo de networking vive el hombre, como diría mi eternamente citado @yoriento, y son otras las cualidades que vas a necesitar hoy en día para encontrar un empleo y mantener el mismo una vez te hayan seleccionado.

Me he permitido hoy enumerarlas, pero esta vez, no van en un decálogo.

a) Saber trabajar en equipo.

Para muestra un botón, saber hacer esto:


Todos y cada uno de estos "trabajadores" saben lo que tienen que hacer, están dirigidos, no sabemos bien si por alguien externo, o mediante su propia auto-gestión, se han coordinado para hacer este trabajo en equipo. 

Trabajar en Equipo es esto, es adaptar las características individuales a la tarea que se va a realizar, renunciando a veces al protagonismo, que lo llevan otros, y haciendo una tarea concreta que por simple, no deja de ser esencial para el resultado final.

b) Proactividad.

En una entrevista de trabajo, para un puesto de recepcionista en un hotel, te comenta la entrevistadora si sabes hablar inglés... ¿qué haces?

1. Pones cara de miedo y dices: "tengo nivel medio".
2. Pones cara de miedo y dices: "si claro... yes, very well".
3. Te pones a hablar en inglés directamente sin esperar que te lo digan.

Yo abogo por la opción 3, eso, eso mismo es proactividad, en una entrevista, pero también en el trabajo. En mis primeros días como trabajador por cuenta ajena, entendí que si no daba yo el primer paso, la gente que me rodeaba, al estar inmersos en sus problemas cotidianos de trabajo, no iban a pararse a decirme... Haz esto, o lo otro.

c) Adaptación al cambio.

Le pedimos a las empresas que cambien, que sean ellas las artífices de una era mejor, donde la solidaridad, el buen trato a los empleados y la confianza nos saquen de esta crisis. ¿Pero, y nosotros/as?

El cambio ha sido estudiado por muchos sociólogos, antropólogos, psicólogos, etc; y todos han llegado a la misma conclusión, el cambio genera resistencias, simplemente por el hecho de suponer una nueva situación que nos incomoda a todos y todas, y que genera una serie de recelos, por dejar de hacer las cosas como hasta ahora siempre se habían hecho.

Pongo un ejemplo muy sencillo de resistencia al cambio: 

Mi madre tenía hace unos años una lavadora Balay con 20 años a sus espaldas de lavados sin ahorro energético alguno y con reparaciones cada año. Un buen día me dirigí a una cadena de electrodomésticos y le compré a mi madre una Lavadora más moderna, además, les pedí que me retirarán la antigua, para así no hacerme yo cargo de eso.

Resultado: Mi madre, me echó una bronca considerable al principio, pidió que no se llevasen la antigua, se quedó unos meses en la terraza ocupando sitio, y le entró un shock tan grande que tuve que calmarla aprendiendo yo a usarla, poniendo la misma con ella, por lo menos durante la primera semana.

Al año de usarla, mi madre me viene un día y me dice: "qué bien va esta lavadora, siento mucho la bronca que te eché y siento que con tu padre hayas tenido que bajar la lavadora a mano, para llevarla al punto limpio".

El cambio cuesta, y no todos estamos preparados, pero debemos hacer de tripas corazón y adaptarnos en la medida de lo posible a los cambios que se producen en la sociedad, siempre que estos sean cambios que no vienen dictados por intereses particulares para someternos a algo o alguien.

d) Profesionalidad

Un buen profesional es el que lo parece, pero por supuesto, es el que realmente lo es. De nada sirve la Reputación 2.0. y lo mucho que te curres tu marca personal, si luego cuando vas al puesto de trabajo concreto sólo pareces profesional y por debajo se ve, que no lo eres.

Al final la verdad, como el aceite, queda por encima; y los falsos profesionales, hacen algo mal, pensar que de la fama y de la imagen se puede vivir en el entorno actual. Muy equivocados están, y los falsos profesionales que se mantienen hoy en día en sus puestos de trabajo no lo están por sus engaños sino por lo caro que cuesta echarlos a la calle, o por otros motivos menos éticos y que no voy a desarrollar.

e) Paciencia

Hoy en día has de ser paciente, en muchos aspectos laborales, a la hora de buscar, a la hora de pensar en el ascenso profesional, a la hora de recibir alabanzas por el trabajo realizado, en definitiva, en todo el proceso laboral, has de tener una paciencia a prueba de bombas.

Y por último, si quieres triunfar en la búsqueda de trabajo o en el propio trabajo como tal, haz aquello que decía Bruce Lee:




Sé agua para transformarte, reinventarte y adaptarte a todas las adversidades.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...