lunes, 17 de junio de 2013

Diez verdades verdaderas sobre redes sociales y empleo


Acaba el curso y con el fin del mismo llega el momento en el que los alumnos y alumnas de FP vuelven de su período de prácticas con diferentes circunstancias. Unos, los más afortunados, vendrán con una promesa de contrato bajo el brazo y otros, los menos, con una primera experiencia profesional, una primera decepción y la ambición por conseguir un empleo.

Estos últimos alumnos se van a encontrar en breve con la cruda realidad de la búsqueda de empleo siendo jóvenes. Recordemos que en España la tasa de desempleo en jóvenes supera el 50%. Aunque con matices al respecto del nivel de formación.

Su búsqueda será complicada y en muchos casos no podrá apoyarse en los métodos tradicionales de búsqueda porque, o bien están obsoletos (anuncios en prensa escrita), o bien están saturados de candidatos (portales de empleo).

Por ello deseo que los que se acerquen a este blog saquen una serie de conclusiones propias que se apoyen en estas "10 verdades" que hoy me detengo a aportar.


incredulidad redes


10 verdades "verdaderas" sobre las redes sociales y el #empleo

1. Las redes sociales se usan para reclutar.

A estas alturas de 2013 es indiscutible que las redes sociales se usan para reclutar, pero ojo, no sólo las redes sociales profesionales tipo Linkedin, Xing o Viadeo, sino también las redes sociales convencionales como Twitter, Facebook o Google Plus.

Son numerosas las cuentas de "head hunters" y de "seleccionadores" que pululan por la red buscando el talento que no encuentran en sus webs corporativas o en sus anuncios en portales de empleo. Además hoy en día es muy sencillo adelantarse a los acontecimientos y enviar un CV a esa empresa que te gusta con el objetivo de ser contactado en un futuro si hay una vacante. La agilidad que me permiten las redes sociales para hacer esto no es comparable con nada, ya que salto bastantes filtros previos al acudir directamente a la persona que puede tomar la decisión de llamarme.



canal
 Fig 1: CIRCUITO CONVENCIONAL

canal2
Fig 2: CIRCUITO REDES SOCIALES



2. No todas las redes sociales son iguales.

Hay mucha gente que opina sobre lo que has de hacer en una red y en otra, como si fuese un dogma de fe. Cada uno en su perfil hace lo que cree conveniente, pero si es cierto que en determinadas redes sociales es más complejo mostrarte como un profesional capacitado para un puesto que en otras. Está claro que la reina indiscutible es Linkedin, ya que es una red social configurada y diseñada para eso, para buscar empleo. No es igual el tono de tus comentarios en Linkedin que el tono de tus comentarios en Facebook, aunque ojo, deberían guardar cierta relación si lo que pretendemos es generar una "marca personal" en las redes sociales.

3. Mejor estar en dos redes sociales bien, que estar en cinco a la vez y mal.

Todos hemos cometido el mismo fallo, hemos de admitirlo, sale una red social nueva y nos damos de alta con toda la ilusión, llámese Instagram, llámese Pinterest o el propio Google Plus. El problema es que nos damos de alta y al mes hemos abandonado esa red porque no disponemos del tiempo para mantenerla activa y hacer actualizaciones de contenido. 

Vale más que actualices contenidos y hagas relaciones profesionales en dos redes concretas, apostando claramente por Linkedin y otra (Twitter, Google Plus, Facebook, Pinterest o Instagram, por ejemplo) y si luego queremos enredar de vez en cuando en las otras, las dejemos para esos momentos de ocio en los que no sabemos muy bien lo que hacer con nuestro tiempo. Pero no malgastemos energias y tiempo en tener 5 redes a la vez abiertas y actualizadas, porque esto nos dispersará del objetivo primordial... OFRECER MIS SERVICIOS COMO PROFESIONAL CUALIFICADO/A.

4. Con estar en las redes sociales no basta, hay que aportar. 

Esto lo explica genial +Alfonso Alcántara @yoriento con una frase muy suya: "Es igual que si crees que sólo por ir una discoteca vas a ligar". Evidentemente sólo estando en las redes sociales no vas a conseguir nada, porque estar, están muchos:
+1.000.000.000 en Facebook.
Y +500.000.000 en Twitter.

5. Las empresas ya buscan talento en las redes sociales. 

En el primer punto hablaba de la tendencia de los/las técnicos de selección a tener un perfil activo en redes sociales y reclutar, pero las empresas han empezado a entender que para generar una buena "Employer Brand" (Marca de Empleador) deben hacer esfuerzos en este sentido para desde su perfil en redes sociales poner a disposición de la sociedad sus vacantes. Ejemplos disponemos de muchos, destaco este de SEAT:

6. Si no vas a actualizar ni aportar mejor no estés.


Un día te entra un arrebato y empiezas un blog, empiezas a compartir los artículos del mismo en tus perfiles en redes sociales y no recibes muy buenas críticas por ello, entonces dejas el blog, sigues en las redes sociales, pero ya no te aportan nada; dejas tu perfil abandonado y... 

Esto no puede ocurrir, si apuestas por estar en las redes debes estar dedicando tiempo a las mismas, si no tienes tiempo, simplemente ponlas en perfil privado y saldrán fuera del alcance de ojos incómodos.
Recuerda, tus conversaciones sacadas fuera de contexto pueden perjudicarte y que vean que tienes un perfil abandonado puede jugar en tu contra. Mejor cerrado.

7. Debes complementar tu búsqueda con otras herramientas.

Esto es evidente, si una persona busca empleo ocho horas seguidas todos los días en Infojobs o en Infoempleo puede que encuentre empleo, pero no es seguro al 100%, por una sencilla razón de cantidad de ofertas. Se dice que a estos portales de empleo llegan el 20% de las ofertas totales, por lo tanto el otro 80 está en las redes sociales, en las ETT´s, empresas de selección, webs corporativas, SEPE y en los contactos personales.
Dicho esto, en las redes sociales buscarás empleo directamente, pero no te olvidarás de echar un ojo a Indeed, a Infojobs, a Infoempleo, a Laboris, Adecco, Randstad, Manpower, Aquí hay Trabajo (La2 TVE), tablón de anuncios del supermercado, periódicos gratuitos, páginas salmón de los fines de semana en prensa nacional, etc. Y no te olvides de la idea de generar tu propia empresa, que es sin duda otra manera de encontrar empleo a través de las redes sociales, ya sea contactando con expertos en tu sector o con inversores (business angels).

8. Las redes sociales absorben tu tiempo si no tienes objetivos definidos.

En el libro "La buena suerte" se habla de dos caballeros, uno con negra capa y caballo negro, que no define objetivo alguno a la hora de buscar el trébol de 4 hojas, y espera encontrarlo a base de preguntar a los demás. Y el otro caballero, de blanca capa y caballo blanco, que define un objetivo claro y rotundo, poner todas las condiciones posibles al servicio del milagro para que crezca el trébol mágico. ¿Quien crees que consigue encontrarlo?

En las redes sociales, si nos las tomamos como un medio de búsqueda, será importante que definamos un objetivo concreto. Respondiendo a: "¿Qué deseo encontrar?, ¿qué empresas me gustan? y ¿qué labores me apasionan?". Una vez definidos nuestros objetivos será más fácil orientar nuestra acción diaria a los mismos.

9. Sin un blog, sin un canal en youtube o una web propia, serás un pelele en las redes sociales.

Son muchas horas las que pasamos ante las redes sociales debido a que hoy en día podemos actualizar contenidos en las mismas desde nuestros teléfonos móviles. Hay quien define Twitter como "Las pipas" de Internet. Y no va desencaminado, es muy común ver a gente esperando al autobús y revisando el móvil a la vez, esperando en la cola del supermercado o en una sala de espera y compartiendo contenidos en redes sociales. Esto está genial, pero sin un uso moderado, al final acaba saturando a las personas que interaccionan con uno cada día. 

Se puede ser ingenioso un par de veces por semana, pero no cada día a cada hora.

Es por ello que si tenemos un objetivo definido y una estrategia a seguir (ser trabajador de tal sector, de tal empresa o emprender) y disponemos de un blog, un canal en youtube o una web propia, nuestra presencia en las redes sociales tendrá algo muy importante: UN PORQUÉ Y UN PARA QUÉ.

Responde a estas dos preguntas: ¿Por qué motivo profesional estás en las redes sociales?, y ¿Para qué las pretendes usar profesionalmente?

10. Aprovecha además para aprender y mejorar tu CV.

Las redes sociales son una inagotable fuente de aprendizaje, ya sea de forma directa por los propios contenidos compartidos por otras personas, como de forma indirecta por la capacidad de poner a tu disposición recursos de formación que comparten muchos usuarios de forma altruista.

Tu CV puede mejorar por una simple "regla de imitación", ya que verás lo que hacen otros profesionales de tu sector o de sectores afines y poco a poco mejorarás tu CV con esos cursos que te faltan, esa manera de poner las cosas en el mismo CV o simplemente con el planteamiento de objetivos comparados. Allá donde fueres, haz lo que vieres. 

Actualización 24 de Junio 2013.

El pasado 21 de Junio con motivo de las "Jornadas de Orientación y Empleo" del IES Clara del Rey en Madrid, presenté los contenidos de esta entrada en una presentación que dejo a disposición aquí: (versión resumida)





Este post se puede complementar perfectamente, a modo de ampliación, con el post de +Alfonso Alcántara denominado: Las 10 verdades del barquero sobre Twitter.

Hay una verdad adicional incuestionable que no he incluido y es la que se expone en este vídeo, las redes sociales me permiten conocer de forma más rápida las necesidades de quien me quiere contratar... como si fuesen cuadros en la sala de espera antes de la entrevista ;-)


2 comentarios:

  1. Genial el vídeo!!! Je je je... y felicidades por el post Eduardo.

    ResponderEliminar
  2. Gran aporte. Muchas gracias por compartir conocimientos y experiencia.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...