miércoles, 8 de julio de 2015

Cinco lecciones aprendidas de Masterchef 3


Como ya es costumbre en este blog, ya lo hice en 2013 con:

10 lecciones aprendidas de Masterchef.


Y en 2014 con:

10 lecciones aprendidas de Masterchef 2

Y en este 2015 vuelvo, pero en esta ocasión por ser más breve, con solamente 5 lecciones nada más.


1. Si la "jorobas" (cagas) reconoce tu error, pide disculpas y espera a que amaine el temporal.


Esta edición de Masterchef será recordada por el famoso: LEÓN COME GAMBA.


Foto: Huffington Post. Todos los derechos reservados.
Bueno, sinceramente creo que la bronca que recibió el pobre concursante no vino mucho a cuento, y se teatralizó en exceso, pero lo que si fue digno de destacar fue la actitud del concursante durante la reprimenda, su aguante, y sus decisiones posteriores tras el tsunami mediático que vino con el famoso #leoncomegamba

Veamos el vídeo de la famosa reprimenda:





Y luego ahora podemos ver alguno de los mejores tuits publicados por el concursante, tomándose con mucha deportividad y con muy buen humor todas las bromas jocosas que se hicieron a su costa, convirtiendo en muchos casos las bromas iniciales, en muestras de apoyo público que reforzaron y mucho su autoestima.


Apoyo de Mikel Iturriaga (El Comidista)
Apoyo de Macarena Gómez (Actriz)

2. Centra tu mente en tus posibilidades y deja de envidiar lo que otros consiguen.


Los que habéis seguido el programa como yo, coincidiréis que Sally tuvo desde el principio una ligera obsesión con las habilidades innatas de Carlos (su rival en la gran final), y que las energias consumidas en envidiar sus habilidades las podía haber utilizado en mejorar mucho más sus propias habilidades (que de por si ya eran muy buenas), pero sin embargo, esa "insana" envidia le llevó a ponerse nerviosa en la final y cometer errores leves que en una final te pueden costar el premio.


Veamos un vídeo que ejemplifica este aspecto de la "envidia insana"




3. A veces hay que dejar que los equipos se autogestionen y se digan las cosas a la cara. Esto evita malentendidos y agravios.



Perfectamente podían haber expulsado a Mila, una de las concursantes de este año, los miembros del jurado, pero en un arranque de innovación, decidieron que fueran los propios compañeros los que tuvieran que tomar la decisión. Con esto consiguieron desmontar una de las típicas frases manidas por aquellos que cometen errores en una organización: "me tienen manía". De este modo hasta la propia afectada tuvo que admitir su error y dar por finalizado su paso por Masterchef.







4. Las excusas están bien para el colegio, pero en tu carrera profesional, ponlas lo justo, o te las pueden parar rápido.


Llámalo reality, sobrada, salida de tono, pasada de frenada de un chef "mediático", pero el siguiente vídeo muestra lo que nos puede ocurrir si somos Don Excusas en el trabajo.





5. Las apariencias engañan, detrás de una apariencia ruda o poco convencional puede haber una genio/a en potencia.


Esto me ha pasado más de una vez en el aula, ves a determinados alumnos y alumnas que por apariencia, desenfado, modos de expresarse o por su forma de actuar inicialmente, no prometen un gran rendimiento en el futuro... Luego son los que mejor impresión final te dejan :-), y esto es debido a los dichosos prejuicios. En este caso nadie diría que Carlos, el ganador de Masterchef, prometía en un inicio proclamarse ganador, pero al final lo consiguió a base de trabajo y buenas decisiones. Solamente hubo que confiar en su capacidad y eliminar los prejuicios a su aire desenfadado, sus gestos o a su forma de expresarse.

Además, Carlos ha demostrado una altura de miras y ambición admirable, ya que nada más ganar el concurso se ha tenido que guardar sus ganas de celebrar el éxito para seguir trabajando en otro nuevo proyecto que no podía dejar escapar. Inconformismo y ganas le han dado la victoria.





Y hasta aquí mi personal homenaje a la tercera edición de Masterchef España, que es un reality que en alguna ocasión nos muestra aspectos de la dinámica en las organizaciones, las relaciones en el entorno de trabajo y el trabajo en hostelería.

En el resto de ocasiones es puro entretenimiento, y te puede gustar o no, pero hoy me ha servido para hacer un post. :-)


Aprovecho para desearos un feliz verano a todos y todas, y para emplazaros (no emplataros) a mediados de Agosto, que será cuando vuelva con algún artículo más en este blog. 

Toca reponer fuerzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...