miércoles, 23 de septiembre de 2015

Diez pautas que debes seguir al inicio del curso


Todos los inicios de curso son duros, pero hoy en día con la sobre-exposición que tenemos a nuevas tecnologías, whatsapps, tablets, etc; creo que se hace más que conveniente hacer un post sobre pautas a seguir en el inicio de curso que seguro nos podrán permitir afrontar de la mejor manera el nuevo reto que supone un curso completo de septiembre a junio.

Imagen del Banco de Fotos del INTEF. Enlace
Estas diez pautas te servirán tanto si inicias curso en Bachillerato, FP, Universidad u otros estudios (tipo formación para desemplead@s).

10 pautas que debes seguir al inicio del curso.

Muchas de ellas te parecerán muy obvias, pero sinceramente tras una larga trayectoria como estudiante y como docente, creo que te serán de lo más útil.

1. Acude a clase los primeros días.

Si hay un momento en el que no puedes faltar a las clases es al inicio, ya puede estar pasando un huracán por tu casa, un fenómeno extraño, un deber inexcusable..., que si faltas los primeros días, estás perdid@, luego engancharte al grupo (clase) será prácticamente imposible. Los primeros días son los días de la socialización del grupo "clase," y en estos primeros días se cuentan por parte de los profesores los criterios de evaluación, la forma de dar clase, los manuales o libros que se usarán, las contraseñas de acceso a plataformas web o similares que usen, etc. Ni que decir tiene que en esos primeros días se forman grupos de trabajo, se reparten los lugares en la clase (me siento en primera fila o en la última)...




2. Compra una dichosa agenda.

Compra, o hazte con unos folios, una regla y mucha paciencia una especie de agenda en la que anotes los trabajos, las prácticas, los exámenes, las fechas trascendentales que te van a ir marcando desde el inicio del curso. Siempre podrás utilizar aplicaciones como Calendar de Google, que está fenomenal, pero no nos engañemos, la utilidad de una agenda de papel, de toda la vida, no la tiene nada inventando por un geek.




3. Actualiza tu antivirus, organiza tu PC.

Hoy en día no se concibe el inicio de curso sin un ordenador, ya sea un portátil o un sobremesa, pero en definitiva, si eres estudiante de alguna de las etapas que he comentado al inicio, necesitarás un ordenador desde el que puedas trabajar (algunas veces en las clases, por falta de medios) y con el que vas a tener que llevarte muy bien, porque tenemos la tendencia a no hacer backups (copias de seguridad) y lo mismo ese trabajo maravilloso que tenemos que entregar al final del primer trimestre, se queda encerrado en nuestro portátil porque fue atacado por un troyano o simplemente lo dejé en una carpeta perdida, y ahora ni recuerdo el nombre del mismo. Ante todo organiza tu escritorio, ordena esos iconos maravillosos que tienes, almacena las fotos del verano en Benidorm, y ponte en el escritorio solo aquello que necesites y que no te haga perder el tiempo cuando vas a usar el ordenador para estudiar.



4. Ordena tu despacho-habitación-rincón.

El orden debe comenzar desde tu propio domicilio, recuerda que en muchos estudios el trabajo en casa se hace fundamental, hay multitud de prácticas que debes entregar, trabajos para subir nota, o simplemente momentos en los que tienes que repasar lo que has estudiado durante las clases. Si el lugar que dedicas de tu casa está desordenado tenderás a no querer pararte allí a hacer tus tareas, y acabarás repasando o haciendo los trabajos en cualquier lugar, con los peligros que eso supone al respecto de distracciones, descuidos y falta de atención. ¡Bienvenido a la república independiente de tu zona de estudio!, puedes coger ideas en el catálogo de esos muebles suecos que tanto nos gustan, y ver si alguna de las cosas que allí tienen pueden hacer mejor tu zona de estudio.

Lo ideal sería conseguir algo tan ordenado como lo que aparece en este vídeo:



5. Llevarse bien con la gente no significa martillearles con tu vida y milagros.

Todos y todas lo hemos vivido, ese compañero/a nuevo que empieza a contarte su vida con todo lujo de detalles, hasta los que menos te pueden interesar... ¿Y si soy yo el que abruma a los demás con monólogos interminables sobre lo listo que soy, lo guapo que soy, lo bien que voto en las elecciones, lo mucho que defiendo una causa...?; ¿no crees que hay momentos para todo y para todos?, ¿es el mejor momento el inicio de un curso para pavonear tu ego, o para contar todo lo que te ocurre y no dejar hablar a los demás?... Recuerda en la comunicación informal que se da en pasillos, recreos, trayectos hasta el centro, etc; se perfilan las impresiones de tus compañeros y compañeras, al igual que no cuentas tu vida y milagros en Twitter, no lo hagas delante de toda tu clase porque no les tiene porque interesar lo más mínimo, y seguro que puedes generar primeras impresiones que luego son difíciles de borrar. 
"Solamente hay una oportunidad de generar una primera impresión, aprovéchala".



6. Indaga sobre las asignaturas que tienes y tendrás en los siguientes semestres o trimestres.

¿Te cuento un secreto?... Los profesores utilizan muchas veces los mismos apuntes de un año para otro, sobre todo en materias que no tienen una actualización constante, en estos casos, hacerte con los apuntes de un alumno/a del año pasado puede ser una buena idea, porque dispondrás de otra forma de anotar aquello que el profesor considera relevante de su materia. No digo que no tomes apuntes, porque eso sería contraproducente, se aprende haciendo, y por lo tanto, si lo único que se hace en clase es tomar apuntes (que por desgracia es así en algunas etapas) debes hacerlo, porque si no lo haces seguramente perderás el hilo de la clase. 
Además viene bien indagar sobre lo que se va a ver durante el curso, porque nos permite anticiparnos, si por ejemplo somos muy malos con la trigonometría o con el dibujo técnico, lo mismo nos conviene acudir a una academia o pedirle ayuda a ese primo o prima que siempre nos ayuda, para ir aprendiendo cosas a la vez que tenemos la asignatura, poniendo la tirita antes que la herida, ganando un precioso tiempo al maravillo suspenso que nos van a poner si no tomamos medidas.


7. Trabaja por igual todas las asignaturas, pero centra el tiro en aquellas que te parecen más "hueso".

Hay asignaturas y ASIGNATURAS, y está claro que a todas hay que dedicarles tiempo, pero cuando ya llevamos un mes o incluso quince días, ya podemos detectar qué asignatura o asignaturas nos van a dar más de un dolor de cabeza. En este caso mi consejo es claro, si quieres sacar el curso completo y pasar al siguiente no es una buena idea mirar a otro lado y esperar si suena la flauta. Toca arremangarse y dedicarle más tiempo de tu ocio a esa materia, para poco a poco ir cogiendo soltura y demostrarle al profesor que aunque lejos del aprobado, estás avanzando y te lo estás tomando en serio. 





8. Compra todo aquello que necesites para tus clases.

"Me acabo de comprar el nuevo Huawei P15 con cámara gromenauer y gráficos ultraspeed..."; "Ya he pillado las entradas para ver a MUSE", "Venga me tomo otra caña y pillamos algo para cenar"... El dinero por desgracia no es infinito, y está sujeto a decisiones de compra que en muchas ocasiones no atienden a criterios lógicos, se ven influenciadas en impulsos tipo: "como lo tiene mi vecino".
Si hay algo en lo que tienes que gastarte tu dinero es en tu formación, porque será lo que el día de mañana te permitirá seguir ganando dinero y poder gastarlo en base a los criterios que mejor te plazcan. 
Por lo tanto, toca anteponer toda compra compulsiva de vaqueros, zapatillas, Go hero´s, Smartphones, cenas, escapadas rurales, etc; lo primero es lo primero y si necesitas un ordenador nuevo para este curso, si necesitas una impresora, si necesitas cartuchos de tinta, tóner, cuadernos, manuales, etc. Antepón su compra a cualquier otra que no sea de primera necesidad. Contempla la posibilidad de comprar cosas de segunda mano, tienes aplicaciones como wallapop o la propia de segundamano que te permitirán encontrar impresoras, tabletas gráficas, monitores, etc; a un precio más reducido.





9. Creo que me he equivocado de estudios... Don´t worry.

Te aconsejo que eches un vistazo a este post de +Alfonso Alcántara titulado: Elegir estudios 


Alfonso nos da cuatro estrategias para elegir estudios:


1. Valora la empleabilidad: antes de decidir ten en cuenta que una titulación académica “no te pone en un empleo” pero te acerca, porque las expectativas laborales de los titulados siguen siendo mucho mejores que las de personas sin acreditaciones académicas.
2. Para elegir grado, posgrado o master debes especializarte y analizar competencias antes que profesiones.
3. Considera la formación como un medio, no como un fin. Elegir titularse debe ser el resultado final de un proceso de decisión de mejora profesional, no su inicio. Cuidado con querer reinventarse o mejorar SOLO a golpe de master o posgrado.
4. Mejora la toma de decisiones: antes de elegir titulación aumenta tus opciones para decidir.

Si consideras que los estudios que has elegido no tienen nada que ver con lo que habías pensado que eran, o si simplemente una vez dentro ves que tienen menos futuro que un Stark en Juego de Tronos, toca repensar tu proyecto vital y tomar decisiones sobre el mismo, para ello no busques la comodidad de quedarte un año en el curso que no te gusta o en la carrera que no te gusta, porque hay vías para anular tu matriculación (al menos en FP) para que no tengas consecuencias como la pérdida de convocatorias o simplemente para que no malgastes un año de tu vida, en el que seguramente, con buen tino, podrás reconducir tu decisión y estudiar aquello que realmente si te parece más interesante o con mayor empleabilidad.

También, puede que la carrera elegida no sea la mejor opción, pero tenga asignaturas que una vez superadas me permitan ir a otra que si me gusta, pues en ese caso toca hacer encaje con las horas y ver si económicamente nos lo podemos permitir.



10. Elige un camino, un medio de transporte y unos compañeros (si es posible).

Si cada día vas al Instituto-Centro-Universidad de una manera distinta no dispondrás de la red informal de información, es decir, no aprovecharás el trayecto de ida y el de vuelta para aclarar tareas, hacer piña con tu clase, y debatir sobre los estudios que estás cursando. Parece una tontería, pero si tienes un camino definido, un medio de transporte y encima puedes ir con otros compañeros, tus posibilidades de enterarte antes de las cosas y anticiparte serán mayores. Recuerda cuatro ojos ven más que dos.

Por cierto... Si echas en falta alguna pauta o crees que hay consejos que no he dado y que pueden serles útiles a otros estudiantes puedes dejar un comentario y así enriquecer esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...