jueves, 19 de noviembre de 2015

5 pautas para conseguir tu primer empleo


Creo que coincidiréis conmigo a la hora de señalar la consecución del primer empleo como uno de los mayores retos a los que se enfrenta un individuo en su vida. Podría equipararse a la primera vez que acude a examinarse del carnet de conducir, o la primera vez que acude a la selectividad o el agobio inicial de ser padres primerizos...

Mucha gente opina sobre lo complicado que es encontrar empleo a una edad u otra, los hay que dicen que es más complicado conseguirlo pasados los cincuenta años, que teniendo dieciocho o veintidós años (acabando unos estudios de FP o de Grado Universitario), pero sinceramente son complejidades distintas. 

PLUS: 5 WEBS RELEVANTES PRIMER EMPLEO:

talentoteca
Web de la Fundación Universidad Empresa enfocada a conseguir prácticas remuneradas. Enlace
jumping
Web de la iniciativa Jumpig Talent de Universia destinada a universitarios. Enlace
pice
El Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE). Enlace

EURES
Tu primer empleo Eures (Europa). Enlace
TECNOEMPLEO
Sección de primer empleo de la web TECNOEMPLEO. Enlace

El primer empleo va a marcar un antes y un después en la vida de las personas, les va a situar en un sector de actividad en el que aprenderán a desenvolverse, y es muy probable que no lo abandonen hasta pasados unos cuantos años... Si por ejemplo eres Técnico en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y entras a trabajar en una consultora que trabaja para el sector de la banca, es muy probable que te especialices en dar soluciones informáticas al sector de la banca, y por lo tanto, esto te limitará para lo bueno y para lo malo a la hora de tener competencia y a la hora de optar a otros puestos de trabajo que requieren un cierto know-how (saber-hacer).

Si por ejemplo eres Grado en Administración y Dirección de Empresas (ADE) y tu primer empleo es en una empresa de auditoria contable, es muy probable que te especialices en auditoria contable. Si tu primer empleo lo consigues en una consultora o empresa de asesoría, seguramente seguirás por ese camino.

El primer empleo marca un camino que luego podemos rectificar a lo largo de nuestra carrera profesional, pero que nos va a dar unas bases que usaremos a lo largo de nuestra vida laboral, en ese empleo aprenderemos a comunicarnos en público (mejor de lo que lo hacíamos en la universidad o en el instituto de FP), aprenderemos a trabajar en equipo, a dirigir a personas a nuestro cargo, a comprender la red informal de información de las empresas, los grupos informales, el protocolo, los usos y costumbres de la profesión, etc.

Hoy quiero aportarte cinco pautas muy sencillas para que afrontes con éxito tu búsqueda de ese primer empleo, y espero que te sean todo lo útiles que a mi me lo fueron, y que a otros a los que se las he comentado les han sido.

Cinco pautas para conseguir tu primer empleo:

1. Antes de correr hay que andar. (INVESTIGA)

intef
Foto del banco de imágenes del INTEF. 


Esta pauta es sencilla, antes de mandar curriculums a mansalva hay que estudiar un poco el sector al que nos dirigimos y en el que nos apetece probar suerte. Es por ello muy necesario hacer una labor de indagación previa, esa labor la puedes hacer de manera "informal" consultando a tus compañeros de clase que ya tienen trabajo, o que han hecho prácticas en un sitio u otro; o incluso consultando a los profesores que gestionan esas prácticas que probablemente conocerán el sector. De manera "formal" puedes acudir a los organismos clave que existen en todos los centros de enseñanza, ya sean universitarios o de formación profesional, estos organismos son: Bolsas de trabajo, centros de orientación, departamentos de orientación y en último caso jefatura de estudios o la propia dirección del centro.

Y... ¿Para qué necesito saber cosas del sector al que me quiero dirigir?

Pues simplemente para adaptar "tu oferta" a la "demanda" del mercado... Si por ejemplo en el sector al que te diriges se exige tener un nivel de inglés alto o muy alto, deberás replantearte el objetivo de entrar en ese sector, o lo más complejo, apostar por ese sector e "invertir" dinero y tiempo en mejorar tu nivel de inglés.

Otro ejemplo... Si has decidido que quieres hacer videojuegos, programando con el lenguaje Unity 3D, y resulta que hay otros lenguajes de programación que son más demandados por los estudios de videojuegos... ¿no deberías echar un vistazo a cursos sobre esos lenguajes para cuanto antes disponer de los conocimientos que requiere el sector?.

2. Antes de correr hay que ponerse unas buenas zapatillas. (MODIFICA)

INTEF
Foto del banco de imágenes del INTEF. 

De nada sirve salir a correr todos los días si lo haces con unos zapatos incómodos, pesados y que te producen heridas en los pies. Para correr hay que ponerse zapatillas, y por lo tanto para buscar tu primer empleo hay que ponerse el "traje" de profesional cualificado que busca empleo. Este traje te lo debes poner en todos los lugares en los que pueden aparecer personas que te pueden ofrecer un primer empleo. Por lo tanto, si has pensado en buscar empleo a través de Linkedin, sin duda alguna en esta red social profesional toca ponerse ese "traje" de profesional cualificado, y no cometer faltas de ortografía, no tener una foto inadecuada, un perfil poco detallado o con mentiras sobre tus capacidades.

Esto mismo te tocará hacerlo en tu propio currículum, que tendrás que revisar y ajustar al sector al que quieres dirigirte, también sería conveniente que lo hagas con tus perfiles en redes sociales en los que apareces bajo tu propio nombre y no bajo un seudónimo o nick. 

3. Ya estás corriendo (buscando empleo) mira hacía adelante. (PRONOSTICA)

pronosticar
Foto del banco de imágenes del INTEF. 


Cuando uno/una busca empleo ha de buscar empleo en varias dimensiones temporales, es decir, empleo para poder vivir ahora, empleo para poder vivir mañana y empleo para poder llegar a jubilarme. Muchas veces lo urgente nos disuade de lo importante, el mejor ejemplo lo tienes en la película "En busca de la felicidad" de Will Smith. 
En esta película el protagonista tiene que decidir entre las opciones de buscar empleo en cualquier sector para poder sobrevivir, o buscar empleo en un sector que le dará de comer y muy bien el día de mañana, pero que en el presente no le va a dar ni un solo ingreso... (ya que se trata de una beca de prácticas no remunerada para una empresa de inversiones en bolsa).

Muchas veces te encontrarás en la disyuntiva de aceptar un trabajo que no te proporciona unos ingresos muy altos, por no decir que a veces será a coste cero, pero que tras pasar por un proceso de formación en la empresa te capacitará para conseguir mejores empleos, porque lo que te van a enseñar allí tiene un valor reconocido en el mercado de trabajo. 
El equilibrio entre el ahora, el mañana y la próxima década, es complejo, muchas veces deseamos tener un mayor salario para así poder afrontar proyectos vitales como comprar una vivienda, hacer ese viaje por el mundo que siempre deseamos, etc. Toca pronosticar, pensar fríamente, y no caer en el pan para hoy, hambre para mañana.

4. ¿No te habrás perdido?. (PERSEVERA)

Foto del banco de imágenes del INTEF. 

A veces a pesar de haber adoptado las tres pautas anteriores (estudio del mercado de trabajo, adaptación del perfil y planificación a medio y largo plazo) uno no termina de ver los resultados que quisiera, pudiera ser porque nos hemos perdido en el proceso... Empezamos muy bien, indagando sobre las empresas que más nos podían interesar, luego adoptamos los consejos que nos dieron sobre cómo redactar nuestro currículum, nuestro perfil en Linkedin, sobre cómo acudir a las ferias de empleo, e incluso hemos realizado ya alguna entrevista en la que hemos puesto en valor todos esos ensayos que nos dijeron que teníamos que hacer previamente. Parece que todo va bien, que estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para conseguir un empleo, pero no llega. 

Puede que estén ocurriendo dos cosas (una o la otra)

a) Que lo tengas más cerca de lo que crees (no tires la toalla).
b) Que lo tengas todavía muy lejos, y que esto sea debido a que el porcentaje de suerte que hay en todo proceso de selección no termina de aliarse contigo (no tires la toalla).

Esta pauta podría haberse denominado: RESISTE Y VENCERÁS.

5. No seas un "empiezocosas", pero tampoco seas un "enbuenahora". (DECIDE)

si o no
Foto del banco de imágenes del INTEF. 


Vamos a la última pauta, es muy probable que hayas seguido todos los consejos que te han dado, que hayas actuado de forma profesional a la hora de buscar tu primer empleo, y que incluso hayas resistido los envites de la frustración por ver como todos tus compañeros de clase están consiguiendo un empleo y el tuyo no llega. En estos momentos de desesperación en los que ves que lo estudiado no está sirviendo para lo que pensabas toca decidir si somos un "empiezocosas" o somos un "enbuenahora". 

¿Y cómo lo decidimos?

La diferencia entre un "empiezocosas" y un "enbuenahora" es simple: Uno decidió abandonar el camino que se había trazado y empezar otra formación, y el otro decidió seguir formándose más en ese sector, buscando en otros países e incluso se planteó opositar dentro de un cuerpo de la función pública que era acorde a lo que había estudiado.

¿Quién tomó la mejor decisión? 

Pues nunca lo sabremos, el que decidió cambiar, sin duda alguna lo tiene que haber decidido tras valorar los pros y los contras de arrojar al fuego una titulación académica, porque nos nos olvidemos, ponernos a estudiar una cosa que es totalmente diferente a lo que estudiamos en su día, es arrojar al fuego esa titulación anterior. No la rescataremos de las cenizas, salvo para recordar los buenos momentos que pasamos estudiando la misma, y lo mucho que aprendimos de tal profesor o de tal materia.

El que decidió aguantar y apostar todo su patrimonio a su titulación, tampoco las tiene todas consigo, pero al menos si tiene una certeza, lo que hace le gusta, le apasiona y aunque no consigue encontrar empleo, o lo que consigue lo consigue en forma de beca no remunerada o sin contrato, ve una lejana luz al final del túnel.

Aquí es donde viene mi consejo, no seas un "empiezocosas", pero tampoco seas un "enbuenahora". Si por las circunstancias puntuales de un país, de su economía, de su mercado de trabajo la titulación que hiciste no te va a proporcionar ni una sola oportunidad, no tengas miedo, deja esa titulación y empieza otra... no seas un "enbuenahora" que lamenta no haber tomado otro rumbo cuando fue más joven.

Si a pesar de ver dificultades en tu sector, ver que la competencia es muy feroz y que cuesta mucho conseguir ese primer empleo como abogado, como arquitecto, como entrenador personal, como esteticista, como desarrollador web, etc; si a pesar de todo eso, ves un rayo de luz, una mínima esperanza no seas un "empiezocosas", no hay nada peor que empezar cosas y no terminarlas, no hay nada peor que titularse en una cosa y no conseguir al menos un primer empleo en el que demostrar que estamos hechos para esa profesión. Es una sensación de desazón que te llevará a tus peores fantasmas durante tu carrera profesional, durante tu vida laboral.

Y aquí te dejo un diagrama del proceso:

diagrama
Diagrama del proceso. Elaboración propia por @edulcoro

¿Y tú qué opinas de todo esto?

Puedes dejar un comentario a esta entrada o tuitear bajo el hashtag: #primerempleo 

2 comentarios:

  1. Me acabo de sentir muy identificada!! esos fueron mis comienzos. Pero lo curioso es que en el momento actual tampoco cambia mucho, ahora que estopy reinventándome veo que estos pasos son igualmente aplicables.

    Buen post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Raquel. Cuando uno/a se reinventa vuelve a buscar un primer empleo, pero al menos ya tiene un bagaje que añadir a su periplo buscador... Un saludo.

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...