miércoles, 28 de septiembre de 2016

La sentencia del TJUE que modificará contenidos en FOL


Ya comienzan a aparecer comentarios más o menos fundamentados sobre la denominada sentencia del TJUE por una cuestión prejudicial en el caso de Ana María De Diego Porras. (Ministerio de Defensa).

Curia
Tribunal de Justicia de la UE. Foto RTVE

El primero que ha llegado a mis manos es el de Eduardo Rojo Torrecilla en formato post:

Con el título: 


Del post extraigo este párrafo que puede ponernos en antecedentes:

"¿Es tan importante la sentencia? Sí, es importante ciertamente, pero su interpretación no es en modo alguno unívoca, y de ahí que no resulte extraño que en el debate jurídico ya se hayan propuestos interpretaciones diversas de qué impacto tiene en el marco normativo laboral español. Por consiguiente, huyan de las afirmaciones tajantes, contundentes, y excluyentes de cualquier tesis contraria a la misma."

Otra de las opiniones que he leído es la de "Abogacía Española" de la mano de Martín Godino Reyes, Presidente de la Asociación Española de Laboralistas. 

En el artículo:


La sentencia del TJUE sobre indemnización por extinción de contratos de interinidad


Del que también extraigo un párrafo:

"La clave de bóveda de la resolución del TJUE se encuentra precisamente en la fuerte exigencia que se impone a la norma interna para que la justificación objetiva de la diferencia de trato en una condición de trabajo entre trabajadores con contrato de duración determinada y trabajadores con contrato de duración indefinida sea compatible con el principio de no discriminación de la Directiva y por tanto aceptable desde el prisma del derecho comunitario. Es necesario que esa justificación se base en elementos como “la especial naturaleza de las tareas para cuya realización se celebran los contratos de duración determinada….o en la persecución de un objetivo de política social por parte un Estado miembro”. Es decir, no se impone en todo caso que la indemnización por extinción de todos los contratos temporales sea igual a la indemnización por la extinción de un contrato indefinido, pero sí se requiere que la diferencia que pueda haber esté relacionada con el tipo de tareas que se realizan o con objetivos de política social, y no sólo con el hecho de que el contrato está sometido en su terminación a una fecha determinada o al cumplimiento de una obra o servicio".
Y por último, y barriendo para casa, invito a quien ha leído hasta aquí que escuche la primera hora del programa de radio: "Pan y Rosas" en su edición número 25, en la que pude colaborar como invitado y que tuvo como tema central la citada sentencia, contando además con la participación de representantes de sindicatos como CCOO, CSIF y la Asociación ATA (Trabajadores Autónomos).

El enlace al podcast lo tienes aquí: ENLACE

PAN Y ROSAS 25
Foto del estudio de grabación de Darwinians Radio Bike.


Creo, por tanto, que debemos ser muy prudentes a la hora de tratar la sentencia en clase de FOL con nuestro alumnado, y que debemos esperar a que los acontecimientos vayan sucediendo, y en todo caso advertir al alumnado que las reclamaciones de cantidad tienen un plazo de un año desde el momento de la finalización del contrato, por lo tanto si hay que dar un consejo es el de tener cierta cautela, y esperar a los acontecimientos para una vez pronunciados algunos tribunales en España se pueda considerar que la vía más idónea es demandar por reclamación de cantidad.

De momento a falta de un gobierno, y de una hipotética adaptación de la legislación, será la jurisprudencia la que ocupe el vacío legal, y la que marque el camino hacía una delimitación de los efectos de la sentencia que permita que los trabajadores afectados puedan ejercer su derecho a la tutela judicial efectiva, y por lo tanto reclamar aquello que les corresponda.

Como diría algún entrenador de fútbol ante un partido de vuelta en una competición eliminatoria... "queda mucha tela por cortar"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...